item.alt

Las Villas

Serhs Villas da Pipa > Las Villas

Están adaptadas a todo tipo de publicos

Exterior

Parcela ajardinada, toda de césped, con piscina, barbacoa totalmente equipada y ducha en el jardín. Cada villa tiene su solar independiente y está separada de las restantes por muros ecológicos de vegetación típica de la región. Estos muros ecológicos son de 1.90m en la parte de la piscina para preservar la total intimidad en esta área y de 0.50m en la parte restante, simplemente para delimitar el jardín de una villa con otra.

En dicho solar puede, también, aparcar el coche ya que ha sido delimitado un espacio para ello.

Interior

Al entrar nos encontramos con un generoso porche con red brasileña, mesa y confortables sillas desde donde controlamos la piscina, por si hubiera niños jugando en el agua, así como la barbacoa.

En el interior encontramos un sofá cama, mesa plegable, mesilla de apoyo al sofá, alfombra rústica, TV 21”, cocina americana completamente equipada y baño completo con ducha, que permite una ducha rápida al llegar de la playa sin tener que subir a las habitaciones. Además de la decoración con cuadros y plantas decorativas.

Accedemos a la parte superior mediante una escalera de madera noble maciza realizada en IP. Consta de dos habitaciones suites, independientes la una de la otra y con llave individual para habitación; equipadas ambas con: baño completo, aire acondicionado, tv (solo en el quarto doble), minibar y mobiliario. Todo ambientado con decoración rústica de la región.

Todas las Villas están hechas de materiales nobles de madera maciza (Ip y Sucupira) que aunque son las más nobles están autorizadas por IDEMA (dep. Medio Ambiente).

Además, en todo el complejo ha sido preservada prácticamente toda su flora desviando calzada y formatos de parcelas para no cortar ni una sola palmera, mango, o cajú que son los árboles que más abundan. Hasta el punto que desde algunas casas puedes coger el coco desde el mismo balcón de la habitación. Del resto de árboles frutales, cuando las mangas ó cajús están maduros, el cliente puede coger los frutos del propio jardín si así lo desea.

 
 

Las Villas

Están adaptadas a todo tipo de publicos

Exterior

Parcela ajardinada, toda de césped, con piscina, barbacoa totalmente equipada y ducha en el jardín. Cada villa tiene su solar independiente y está separada de las restantes por muros ecológicos de vegetación típica de la región. Estos muros ecológicos son de 1.90m en la parte de la piscina para preservar la total intimidad en esta área y de 0.50m en la parte restante, simplemente para delimitar el jardín de una villa con otra.

En dicho solar puede, también, aparcar el coche ya que ha sido delimitado un espacio para ello.

Interior

Al entrar nos encontramos con un generoso porche con red brasileña, mesa y confortables sillas desde donde controlamos la piscina, por si hubiera niños jugando en el agua, así como la barbacoa.

En el interior encontramos un sofá cama, mesa plegable, mesilla de apoyo al sofá, alfombra rústica, TV 21”, cocina americana completamente equipada y baño completo con ducha, que permite una ducha rápida al llegar de la playa sin tener que subir a las habitaciones. Además de la decoración con cuadros y plantas decorativas.

Accedemos a la parte superior mediante una escalera de madera noble maciza realizada en IP. Consta de dos habitaciones suites, independientes la una de la otra y con llave individual para habitación; equipadas ambas con: baño completo, aire acondicionado, tv (solo en el quarto doble), minibar y mobiliario. Todo ambientado con decoración rústica de la región.

Todas las Villas están hechas de materiales nobles de madera maciza (Ip y Sucupira) que aunque son las más nobles están autorizadas por IDEMA (dep. Medio Ambiente).

Además, en todo el complejo ha sido preservada prácticamente toda su flora desviando calzada y formatos de parcelas para no cortar ni una sola palmera, mango, o cajú que son los árboles que más abundan. Hasta el punto que desde algunas casas puedes coger el coco desde el mismo balcón de la habitación. Del resto de árboles frutales, cuando las mangas ó cajús están maduros, el cliente puede coger los frutos del propio jardín si así lo desea.

Las Villas